Diabéticos pueden sufrir edema macular

by Ricardo Bittelman on May 16, 2014

Recopilado por Ricardo Bittelman Saporta, oftalmólogo

Un área bastante sensible de la retina es la denominada mácula, la que posee un fluido primordial para el buen funcionamiento del ojo. Cuando este líquido sale se desencadena el edema macular, que puede ser motivo de ceguera en el paciente. El principal motivo de esta fuga es el nivel alto de azúcar en la sangre.

Es común que el edema macular diabético aparezca luego de sufrir una retinopatía diabética, un desgaste de la retina que genera el bloqueo de los vasos sanguíneos y el surgimiento de hemorragias debido al alto nivel de glucosa sanguínea. Se cree que un 7’% de los individuos con retinopatía padecerán edema macular en cierto momento.

La vista borrosa es un síntoma a considerar acerca del posible desarrollo de esta patología. Las manchas visuales, problemas para ver de noche y cuerpos flotantes son otras manifestaciones a tener en cuenta. Por este motivo, al ser diagnosticados, es de suma importancia que los pacientes diabéticos asistan inmediatamente a un oftalmólogo para controlar su visión. El fondo de ojo, agudeza visual y la medida de la presión visual son exámenes importantes.

La alimentación también es relevante para el cuidado de la visión. Así, se podrán mantener los niveles normales de colesterol, triglicéridos, glucosa y presión arterial. Los especialistas aconsejan una dieta equilibrada en base a productos ricos en vitamina A y omega 3. Éstos ayudan a contrarrestar el surgimiento de la degeneración macular asociada a la edad.

En la actualidad, para tratar el edema macular diabético se usa un método llamado terapia antiangiogénica. Esta ocupa fármacos que se administran a través de una inyección intraocular, que reduce el avance de la afección y estabiliza la vista.

Varios pacientes con esta enfermedad son hijos de personas que han sufrido degeneración macular. En este sentido, se debe acudir a una consulta oftalmológica al menos una vez al año, sobre todo si se es mayor de 45 años de edad. El objetivo es detectar alguna anomalía, para aplicar el tratamiento correspondiente a tiempo.

Fuente: http://www.invdes.com.mx/

Leave a Comment

Previous post:

Next post: